Consultores Cantera Mármol

Consultoría de Piedra Natural, qué es y para qué sirve.

 ¡N. Stone Consultants estrenamos web! Y qué mejor forma de estrenarla que explicar:

 

En qué consiste la Consultoría de Piedra Natural y qué es un Consultor/a de Piedra.

 

El Mármol y la Piedra Natural en general no conocen fronteras, lo que unido a un mundo cada vez más globalizado, donde las distancias son cada vez más pequeñas, la demanda de Piedras Exóticas y/o provenientes de cualquier parte del Mundo es cada vez mayor. Algunas piedras exóticas bastante conocidas y muy vistosas son por ejemplo:

 

 

AZUL MACAUBA MARBLE

Azul Macauba

 

GREEN GAYA

Verde Gaya

 

Hoy día existen multitud de referencias de Mármoles, Granitos y todo tipo de Piedras Naturales -exóticas o no-, lo que facilita que Arquitectos y Diseñadores se decidan cada vez más por materiales más novedosos. Esto supone una dificultad añadida tanto para los profesionales de la Industria de la Piedra, como  para Instaladores y los propios Constructores, normalmente acostumbrados a trabajar con un reducido número y tipo de materiales -normalmente procedentes de canteras más próximas ó aquellas variedades más comerciales-.

Y es que Piedras de naturaleza y apariencia estética similar pueden resultar  en la práctica muy distintas, lo que puede desembocar en problemas y más de un quebradero de cabeza tanto para el Constructor, como para Prescriptores,  Promotores  y todo tipo de profesionales intervinientes en un proyecto.

 

Así que ¿Qué es un Consultor/a de Piedra Natural y para qué sirve?

 

Pues como en  cualquier otra Consultoría, se trata de profesionales con conocimiento y experiencia -en este caso, en Sector de la Piedra Natural- dirigidos tanto a empresas –Arquitectos, Decoradores de Interiores e Interioristas, Constructoras y/o Promotoras, y Empresas del Sector de la Piedra en general-, y como no, a particulares que necesiten asesoramiento y/o soporte de cualquier tipo, a lo largo de la ejecución de un proyecto que requiera el uso de Piedra Natural.

 

Su objetivo principal es: Dar el soporte necesario para que el proyecto se ejecute en las mejores condiciones y evitar “Sorpresas” durante ó tras la finalización de la obra.

 

¿Y cuales pueden ser estas “sorpresas”? Aquí mencionamos algunas de las más recurrentes:

  • Procedencia del material. Cada vez más se prescriben materiales procedentes de cualquier parte del Mundo. Esto dificulta particularmente a los fabricantes, -por lo general pymes, muchas de ellas con escasa experiencia en Comercio Internacional- el acceso a determinados materiales de forma directa. Ello  generalmente repercute en el encarecimiento del producto final ó directamente la imposibilidad de acceder al proyecto.
  • Plazos de entrega: Desde la extracción del material una vez aprobado, hasta la entrega en obra, los plazos pueden demorarse por infinidad de motivos. Uno de ellos la falta de experiencia y/o capacidad de algunas empresas en las operaciones internaciones export-import.

 

  • Inapropiada selección del material. No es difícil encontrar obras con supuestos materiales de “Primera”, cuya primera calidad sólo se puede acreditar por el precio pagado.

 

  • Falta o Incorrecta aplicación de tratamientos superficiales como Hidrofugantes, antideslizantes, antigrafitis, etc…. Estos tratamientos están indicados para la mejora de las propiedades de Mármoles, Calizas, o cualquier otro tipo de Piedra. No obstante, su falta o una mala aplicación puede repercutir en la apariencia estética de la Piedra a corto plazo.

 

  • Instalación inapropiada. Desgraciadamente el sector de la Construcción tanto a nivel nacional como internacional carece en general (aunque hay excepciones como en todo) de profesionales bien cualificados para la colocación de la Piedra. Esto se debe principalmente a la variedad y tipos de piedra. Simplificando, los más usados son: Mármoles, Calizas, Granitos, Areniscas y Pizarras. Dentro de cada uno de estos grupos, existen multitud de variedades pétreas con diferentes características físico-químicas. Por tanto tendrán comportamientos distintos según sus usos. No es de extrañar por tanto, esta falta de expertos colocadores. A esto se suma, el empleo de la piedra en diseños no convencionales, con grandes grosores, alturas elevadas, elementos arquitectónicos muy pesados, etc…

 

Todas estas situaciones obviamente son abordables, si bien siempre van acompañadas de los consecuentes quebraderos de cabeza, preocupaciones y sobre todo perdidas de tiempo y dinero (en algún ó algunos eslabones de la cadena de suministro/trabajo).

En resumen, los Consultores de Piedra Natural son profesionales por tanto, que pueden asesorar tanto a para decidir cual será el mejor tipo de Piedra para un proyecto determinado hasta conseguir que dicho proyecto se ejecute en las mejores condiciones tanto de tiempo, procedimiento como económicas.

 

Un buen ejemplo reciente en el que los especialistas en Piedra Natural han jugado un papel clave, es el Templo Baha´i  de Chile, realizado con Mármol Blanco Translúcido.

 

REVESTIMIENTO MARMOL BLANCO

Templo Baha’i. Realizado con Láminas de Mármol Blanco Translúcidas.

 

Ésta obra arquitectónica, constituye un magnífico ejemplo donde han querido dar un paso más allá aprovechando todo el potencial que un material como el Mármol Blanco les ofrece: Resistencia, Durabilidad, Belleza y Translucidez.

 

Mármol Blanco Translucido

Templo Baha’i. Vista nocturna con iluminación Interior.

 

En nuestro caso, tenemos un objetivo adicional:

“Superar las expectativas de nuestros clientes”

¿Cómo? Dando solución a cualquier imprevisto que pueda surgir durante la ejecución con Mármol o cualquier otro material pétreo para asegurar  que éste se convierta en una Referencia.

Nuestra formación como Geólogos, unida a los más de 15 años de experiencia trabajando en el Sector de la Construcción, la Piedra, y el Comercio Internacional de Materias Primas. Los  más de 9 años  que llevamos trabajando en el Golfo Pérsico a través de nuestra asociada Álbora Habitat Elements con la que realizamos Proyectos Integrales de Piedra Natural nos avalan.

Y sí…, alguien podrá pensar que algunos de los inconvenientes mencionados serían evitables sustituyendo la Piedra por cualquier otro material como la cerámica, e incluso superficies compactas artificiales pero…

¿Sería comparable el resultado?.

Rotundamente NO. Ni estéticamente, ni en durabilidad, ni económicamente merecería la pena.

¿Qué opináis? Por favor, dejadnos vuestros comentarios que sin duda nos serán de gran valor.

Ningún comentario hasta el momento

¿Quieres añadir ó comentar algo?